Los CFDs son instrumentos complejos y conllevan un alto riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. Tenga en cuenta que el 69% de nuestras cuentas de inversores minoristas pierden dinero al invertir en CFDs. Debe considerar si entiende cómo funcionan los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder dinero.

¿Qué son los CFDs?

Los Contratos por Diferencia (CFDs) son derivados financieros que permiten a los inversores especular sobre si el precio de un instrumento específico subirá o bajará, sin tomar posesión del activo subyacente. La popularidad de los Contratos por Diferencia ha crecido en los últimos años, lo que ha permitido a los inversores minoristas invertir en diversos instrumentos financieros, como divisas, acciones, índices y materias primas, a través de Internet, con una inversión inicial mínima, mediante el uso de apalancamiento financiero.

LOS BENEFICIOS INVERTIR CON CFDS

Como los Contratos por Diferencia son instrumentos derivados, las ganancias obtenidas están exentas de cargos asociados a la inversión tradicional, como el impuesto de transmisiones. Operar con CFDs también permite a los inversores utilizar niveles más altos de apalancamiento financiero en comparación con las operaciones tradicionales, lo que significa que se requiere una inversión inicial menor para abrir una posición en el mercado.

LOS BENEFICIOS INVERTIR CON CFDS

Otro beneficio es que, a través de agentes de CFDs en línea como LCG (LCG), los inversores tienen acceso a múltiples clases de activos desde una sola cuenta de operaciones. Esto permite a los operadores tomar posiciones en una amplia gama de instrumentos financieros, sin tener que hacer malabarismos con múltiples cuentas y las comisiones asociadas a cada una. Los operadores pueden entonces diversificar fácilmente sus carteras desde una sola cuenta invirtiendo en divisas, oro, petróleo, acciones de la compañía y más.

Al operar con CFDs, los inversores también pueden beneficiarse de los mercados al alza y a la baja. Esto se debe a la capacidad de comprar (ir a largo) y vender (ir a corto) cuando se negocian los contratos de diferencia, proporcionando a los inversores formas adicionales de obtener beneficios en comparación con los métodos tradicionales de inversión.

LOS RIESGOS DE LAS OPERACIONES CON CFD

Aunque operar con CFDs tiene numerosos beneficios, también conlleva una cierta cantidad de riesgo. Debido a la naturaleza de los instrumentos derivados y al hecho de que se negocian con niveles más altos de apalancamiento financiero, los inversores sin experiencia podrían perder rápidamente todo el capital invertido.

Antes de comenzar a operar CFDs, el inversionista debe asegurarse de tener un conocimiento detallado de cómo funcionan los instrumentos derivados y los riesgos inherentes. Formular una estrategia de riesgo apropiada es importante antes de entrar en el mercado, como también lo es pasar tiempo operando en una Cuenta Demo, la cual provee la oportunidad de construir una estrategia efectiva en un contexto libre de riesgo.

Por qué operar CFDs con LCG

Más de 7.000 instrumentos para operar
Más de 7.000 instrumentos para operar
Diferenciales bajos desde 0.2 pips
Diferenciales bajos desde 0.2 pips
Ejecución de órdenes superior
Ejecución de órdenes superior
Gran liquidez proveniente de bancos de primer nivel
Gran liquidez proveniente de bancos de primer nivel

Invierta con responsabilidad: Las operaciones con Contratos por Diferencia (CFDs) conllevan un alto nivel de riesgo para su capital y pueden acarrear pérdidas. Antes de decidirse a invertir, debe asegurarse de que comprende los riesgos que implica teniendo en cuenta sus objetivos de inversión y su nivel de experiencia. El rendimiento pasado de los CFDs no es un indicador fiable de los resultados futuros. Los CFDs son instrumentos complejos y conllevan un alto riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. Tenga en cuenta que el 69% de nuestras cuentas de inversores minoristas pierden dinero al invertir en CFDs. Debe considerar si entiende cómo funcionan los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder dinero. Por favor, lea atentamente la Declaración de Riesgos correspondiente, disponible aquí Documentación Legal

LCG Limited (LCG) es una compañía registrada en Inglaterra y Gales bajo el número de registro: 3218125. LCG está autorizada y regulada por la Autoridad de Conducta Financiera (FCA) con el número de referencia firme de: 182110. El domicilio social de LCG y LCG es: 80 Cheapside, London EC2V 6EE.

El sitio web www.lcg.com es operado por LCG

La información en este sitio web no está dirigida a residentes de los siguientes países: Australia, Bélgica, Canadá, Nueva Zelanda, Singapur y Estados Unidos, y no está destinada a ser distribuida o utilizada por ninguna persona en ningún país o jurisdicción donde tal distribución o uso sería contrario a la ley o regulación local.